Últimas Noticias
Maximiza tus ahorros en el traslado de valores con las bolsas de seguridad DOCUPAC

Noticia

¿Qué frena el avance del biocombustible en México?

¿Qué frena el avance del biocombustible en México?

En México la proporción de etanol en el combustible es del 5.8%, sin embargo, algunas organizaciones del sector buscan llegar a obtener un 10%. En detalle sobre esta iniciativa Víctor Hugo Arellano Benítez, director de área técnica y normativa de Onexpo expresó a Surtidores Latam algunas complejidades para que esto pueda ser una realidad. 

“Existe una autoridad que es la que se encarga de validar o de regular la parte de la calidad de los combustibles, la CRE, la cual establece en la norma oficial mexicana 016, que el bioetanol, que es el etanol anhidro, es el único que se podría utilizar para combinarlo con gasolinas. Pero también especifica que este únicamente se podría aplicar como oxigenante y no puede pasar de una concentración del 5 o 6 por ciento
”, relató.

Ahora bien, ¿Cuál es el gran problema y por qué paradójicamente ambientalistas se opusieron a este tema? Ante esta pregunta el experto explicó: “En México, en las metrópolis más importantes, que son Guadalajara, Monterrey, y Ciudad de México, tenemos graves problemas sobre todo por el ozono troposférico, que es generado por vapores de gasolina y radiación solar. Dentro de estos procesos, obviamente, lo que se sabe es que el etanol aumenta la presión de vapor de las gasolinas, lo que obviamente favorece una mayor evaporación de los combustibles”. 

El mismo señaló que en California sí están utilizando etanol con concentraciones mayores, porque las estaciones de servicio ya cuentan con tanquería, ductería, adecuada para manejar este tipo de carburantes. 

En México no están todavía diseñadas todas las estaciones y las instalaciones para poder despachar productos con altas cantidades de alcoholes. Otro tema clave que frena dicho objetivo es el parque vehicular, el cual no está adaptado para poder utilizar este tipo de combustibles con una dosis alta de etanol.

 “En California ya tienen varios años exigiendo a la industria automotriz que instale sistemas de recuperación de vapores a bordo. Es decir, dentro del mismo vehículo hay un sistema que se encarga de capturar todos los vapores que se generan dentro del tanque, para que sean conducidos directamente hacia las cámaras de combustión”, declaró el especialista. 

Arellano Benítez 
agregó: “En nuestro país se ha impulsado mucho la regulación a partir de la Estación de Servicio, con lo que se llama el sistema de recuperación de vapores fase dos, pero ahí únicamente se reutiliza el combustible o los vapores de gasolina en el momento en que yo estoy suministrando al tanque”. 


Estos son algunos de los motivos que han hecho que no se acepte un mayor porcentaje de etanol en las gasolinas. Otra cuestión muy clara a tener en cuenta es que la misma norma 016, para el caso del biodiesel, no lo considera. 

“Un diésel que venga mezclado con biodiesel, automáticamente no cumple las especificaciones y estaría fuera de de la normativa, entonces estaría incumpliendo esta regulación”
, finalizó el especialista. 

+15,000 EESS aumentaron +5% su rentabilidad con PriceEasy
Maximiza tus ahorros en el traslado de valores con las bolsas de seguridad DOCUPAC
+15,000 EESS aumentaron +5% su rentabilidad con PriceEasy